sábado, 15 de agosto de 2015

LA LEYENDA DEL DIABLO EN EL ESPEJO Y EL CASO REAL DE DAVID



Cuenta la leyenda que el día de noche buena el diablo puede aparecerse en los espejos, es necesario hacer un ritual para que así suceda, pero existe la creencia que el día del nacimiento de Jesús este tiene menos fuerza espiritual comparado con otros días normales y el Diablo lo usa para llevar a cabo sus artimañas, no es la única fecha señalada para que el maligno llegue a hacer este mismo ritual, también se dice que el Viernes Santo ya que es el día de la crucifixión de Jesús, El no esta presente para poder parar la maldad del terrible príncipe de las tinieblas.

La leyenda dice que cualquiera de estas dos noches antes mencionadas, justo antes de las 12 de la madrugada, colocando 12 velas negras delante de cualquier espejo encendidas, se cierran los ojos y se nombra al Diablo 12 veces, entonces justo a las 12 de la noche abres los ojos y se aparece el maligno, Se sabe que cuando el Diablo se aparece siempre es por un único motivo... Llevarse un alma a su reino infernal.

LA HISTORIA DE DAVID



Una noche cualquiera en Argentina, un grupo de amigos quedan para ir a casa de uno de ellos a tomar unas copas, divertirse y contar historias y leyendas de terror. Los chicos comienzan a hablar de diversos casos que han leído por Internet, visto por la tv y escuchado por la radio. Teniendo un gran respeto por cada historia que allí se estaban contando entre ellos.

Después de varias horas de leyendas y con ya alguna copa en sus cuerpos, aparece la historia del ritual llamada El espejo y el Diablo. Cuentan entre 2 chicos la historia antes escrita. Pero a David que a pesar de llamarle tremendamente la atención de esta historia, le pareció completamente absurdo lo que contaba esta leyenda.

Meses mas tarde sin que David pudiera olvidar aquella historia en particular, esperó a que sea el día 24 de Diciembre. Junto con su familia pasa un buen día en su casa, con una suculenta comida, una tarde amena en compañía de unos amigos que le fueron a visitar y por supuesto la típica cena donde se reúnen las familias para celebrar la fiesta. 

Pero antes de las 12 David se levanta de la mesa disculpándose a su familia ya que tiene que acudir al baño, se encierra en el, coloca delante del gran espejo 12 velas y mira su reloj. Su única intención es desmentirse a si mismo y poder demostrar a todos sus amigos que esta historia era una farsa absoluta. Prepara la alarma de su reloj para que sonara exactamente a las 12 en punto de la noche. Eran ya las 11:59 cuando comienza a encender sus 12 velas negras, cierra los ojos y comienza a nombrar al Diablo por su nombre las 12 veces seguidas tal y como especifica el ritual. Suena la alarma de su reloj justo al terminar de nombrar al Diablo por su Doceava vez. 

Abre los ojos, y lo que ve es aterrador, espeluznante, macabro.... Detrás de el aparece una gran figura, con un rostro aterrador, mas alto que el mismo David... no emitía ningún ruido... pero el terror se apoderó de tal forma y el pánico fue tal que David se desmayo irremediablemente  cayendo al suelo causando un gran estruendo por toda la casa.

Su familia enseguida se percató del sonido de la caída y fue a socorrer al chico, la puerta del baño estaba cerrada así que decidieron golpearla hasta derribarla... David se encontraba tirado en el suelo sin consciencia. Rápidamente llegó una ambulancia y consiguieron trasladarle a un hospital a gran velocidad. 

Lo que había sufrido David es un paro cardíaco. Por suerte lograron reanimarlo y aún vive, eso si, el asegura haber visto al diablo y que desde aquella noche, a las 12 en punto de la madrugada, el ya no se siente ser el mismo, cree que el diablo le acompaña a todas partes, siente como si supiera que sea cuando sea la hora de su muerte, su alma ya jamas podrá ser libre o pertenecer al reino de los cielos, por que sabe que el verdadero dueño de su alma y por tanto de si mismo es el diablo.

←  Anterior Proxima  → Página principal

0 comentarios:

Publicar un comentario