sábado, 5 de septiembre de 2015

EL EXTRAORDINARIO HALLAZGO DE LOS ESQUELETOS DE LAS CATACUMBAS DE ROMA



Se trata de una macabra colección de esqueletos de más de 400 años de antigüedad, que lucen una gran cantidad de joyas de oro y piedras preciosas por todo su cuerpo como si de faraones o reyes se tratasen.

El historiador de arte Paul Koudounaris documentó fotográficamente la información, con docenas de esqueletos situados en los enclaves religiosos más herméticos del mundo. Aunque pueda parecer increíble, parece ser que algunos de estos restos corresponden a los primeros mártires de la cristiandad.

Los esqueletos son los protagonistas de un nuevo libro que trata de arrojar luz por primera vez sobre estas olvidadas reliquias adornadas con alhajas.


esqueleto_4


Docenas de esqueletos fueron desenterrados de las catacumbasromanas en el siglo XVI y fueron trasladados a ciudades de Alemania, Austria y Suiza, por orden del Vaticano

esqueleto_2

Aunque se les conocía como santos, ninguno de estos cuerpos lo era en realidad, al menos bajo las estrictas normas que la iglesia católica sobre la canonización. No obstante, en el siglo XIX se habían convertido en recordatorios mórbidos de un pasado vergonzoso, por lo que muchos de ellos fueron despojados de sus honores y guardados con recelo en los sótanos eclesiásticos de toda Europa

Muchos de estos restos humanos consiguieron ver por fin la luz por primera vez, después de tantos siglos de oscurantismo, gracias al trabajo de Paul Koudounaris.

esqueleto_9