martes, 6 de septiembre de 2016

EL SINDROME DE COTARD: LA ENFERMEDAD QUE TE HACE CREER QUE ESTAS MUERTO


Se trata de una extraña enfermedad cerebral muy como usual, considerada además una de las más extrañas del mundo.

Este síndrome hace creer a las personas que realmente ya están muertas. Pero también son conscientes que siguen vivos, haciendo que se vean a si mismos como una especie de Zombie.

La depresión que sufren los enfermos de Cotard también conocida como el sindrome de negación aseguran que ya no tienen órganos vivos como puede ser el cerebro, los pulmones o incluso creen que ya no poseen sangre en sus venas, a tal punto que perciben el mal olor de que su carne esta pudriéndose lentamente. Estos son algunos de los sintomas del sindrome otros comunes son la automutilación y la negación de la existencia del mundo que les rodea y de sí mismos.

Esta enfermedad, que aparece de forma repentina, es común en las depresiones más graves, ya sean psicóticas o delirantes, y puede encontrarse en otras enfermedades mentales como la esquizofrenia y la psicosis.

En 1880, el neurólogo Frances Jules Cortad, descubrió este síndrome y lo bautizó como "síndrome de negación". Expuso su hallazgo en una conferencia en Paris, explicando que su paciente negaba la existencia de Dios, del Diablo, de el mimso como humano y de ciertas partes de su propio cuerpo. Asegurando que no tenía necesidad de comer ni dormir ya que el no podía morir de una forma natural como el resto de humanos. el paciente aseguraba estar ya muerto y vivo a la vez, de forma que en alguna manera era un inmortal.

Pero por desgracia Este trastorno aún no ha sido aceptado como enfermedad, por lo que no aparece en el Manual de Diagnóstico y Estadístico de Enfermedades Mentales (DSM) ni ha sido reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

¿Conocéis algún caso en vuestro circulo social? ¿Habíais oído antes sobre este trastorno? ¿Podrían aportar algo mas sobre este tema?

Un saludo.
←  Anterior Proxima  → Página principal

0 comentarios:

Publicar un comentario