jueves, 11 de junio de 2015

LA NASA DESMIENTE EL FIN DEL MUNDO EN 2015



"Una teoría asegura que un asteroide gigante impactará entre los días 22 y 28 en Puerto Rico y causará un brutal cambio climático que supondría el final de la civilización"

En los últimos días, una teoría apocalíptica recorría Internet: el mundo tal y como lo conocemos se acabará entre los días 22 y el 28 de septiembre de este mismo año. Un armagedón que sucedería por el impacto de un asteroide gigante cerca de Puerto Rico, que produciría una serie de terremotos en cadena y un brutal cambio climático que supondría el fin de la civilización.

Esta declaración categórica había surgido de una comunidad de teóricos bíblicos que, a pesar de la carencia de fuentes verídicas, corrió como la pólvora por las redes sociales.

Tanto, que la propia NASA tuvo que salir al paso de tales afirmaciones, diciendo que la teoría está completamente infundada. «La NASA no conoce ningún asteroide o cometa actualmente en curso de colisión con la tierra, así que la probabilidad de ese choque es verdaderamente pequeña», afirmó un portavoz de la organización. «De hecho, por lo que podemos decir, no hay ningún gran objeto con posibilidad de impactar en la Tierra en ningún momento de los próximos cien años».
Los teóricos bíblicos, sin embargo, consideran que las declaraciones de la NASA se inscribe en la estrategia por parte de los líderes mundiales de mantener la informacion en secreto para no provocar el pánico en las masas y permitir, además, que los «ricos y poderosos» tengan suficiente tiempo para prepararse para el evento, «almacenar comida y edificar refugios de protección» solamente para sí mismos.

La predicción original, según el agregador de noticias virales The Inquisitr, proviene del autoproclamado profeta Efrain Rodriguez, después de tener un mensaje directo por parte de Dios.

Según el mensaje, el asteroide, que será detectado «pronto por los sistemas de alarma de la NASA», impactará contra Puerto Rico y devastará, como consecuencia, la costa este de Estados Unidos, México y América central y del sur.

Tras recibir la notificación divina, Rodriguez llegó a mandar una carta a la NASA, en la que les animaba a poner en marcha una alerta para hacer que los habitantes de esas zonas se muden a otros lugares del planeta.

De hecho, muchos teóricos alarmistas vieron ciertos signos de que las grandes fortunas y los poderosos ya conocían este evento después de que el ministro de Asuntos Exteriores francés Laurent Fabius afirmase en una declaración en mao del 2014 que el mundo solo tenía «pora evitar el cambio climático», algo que ha sido interpretado como una confirmación del impacto del asteroide.
Muchos que llevan ya un tiempo prediciendo el fin del mundo. A finales del 2012, un nutrido grupo de personas pensaban que el fin del mundo preconizado por los mayas sucedería, mientras que otros consideran que el final llegaría con el Gran Colisionador de Hadrones del CERN. Se basaban, sobre todo, en el logo, que es «un 666, el signo de la bestia en un círculo», y consideraban que el colisionador «parece un ojo que todo lo ve o una puerta espacial».

Hay también quienes creen que estos eventos apocalípticos llevarán al establecimiento de un nuevo orden mundial patrocinado por los Illuminati, que tomarán las riendas de los asuntos mundiales.

Un saludo del Oscuro Saber.