martes, 19 de mayo de 2015

CODEX GIGAS (LA BIBLIA DEL DIABLO)

SATAN, DELCEBU, LUCIFER, LUZBEL.... hasta mil nombres presume tener este ser que representa el mal, siendo siempre el único que se representa en todas las religiones con su particular Infierno.

La primera vez que aparece mentada la palabra diabolo en castellano es en las Glosas emilianenses del siglo X en una glosa marginal que dice: "Elo tercero diabolo". En los siglos siguientes de la Edad Media diabolo/diablo tiene un uso más extendido que su sinónimo demonio, aunque lo usa Gonzalo de Berceo con el significado de geniecillo o espíritu travieso y divinidad inferior. Precisamente es Berceo quien relata a principios del siglo XIII la leyenda griega de Teófilo en forma de clérigo judío que para alcanzar un mayor grado eclesiástico hace un pacto con Satán —que recibe los calificativos de "falso ángel", "sutil adversario", "mortal enemigo", "cativa bestia" y "maestro savidor"— aunque interviene la Virgen María que se apodera del papel que Teófilo había firmado. Referencias al diabolo/diablo aparecen en el Libro de Apolonio, en el Libro de buen amor del arcipreste de Hita —que también recoge la leyenda de Teófilo— y en el Conde Lucanor del infante don Juan Manuel.2

EN LA BIBLIA

En el Nuevo Testamento se explica el origen del Diablo como uno de los ángeles de Yahvé que se hizo malvado (Juan 8:44). Se infiere que es una criatura espiritual de la familia Angélica de Yahvé Dios (Job 1:6). Según manuscritos antiguos (como la Biblia Vulgata Latina de San Jerónimo), el nombre real de él en el cielo era Lucifer y se le cambió el nombre a Satán (adversario) por estar en contra de Dios, a causa del deseo por la adoración que todas las criaturas inteligentes rendían al Creador (Mateo 4:9).

El apóstol Pedro indicó que el Diablo que es como un león rugiente que trata de devorar a quienes están en ignorancia (Primera de Pedro 5:8). El libro del Apocalipsis también describe al diablo como un ser colérico que conoce que le queda un corto espacio de tiempo, y que fue arrojado abajo a la tierra, según Apocalipsis 12:12.

EL LIBRO CODEX GIGAS 

El Codex Gigas (que significa "libro gigante") fue escrito en el siglo XIII por un monje benedictino en lo que hoy se conoce como la República Checa. Su significado en latín es “libro gigante”, que es en sí mismo de gran interés por ser el texto medieval más grande existente en todo el mundo. Creado en el siglo XIII en el monasterio benedictino de Podlažice en Bohemia, el Codex Gigas está ahora bajo la supervisión de la Biblioteca Nacional de Suecia en Estocolmo. El texto es tan grande que se necesitan dos bibliotecarios para levantarla.

 


El Codex Gigas (o Biblia del Diablo) es un gran manuscrito Conocido por su tamaño y su sorprendente representación del diablo a página completa (en la página 577), contiene las siguientes partes: el Antiguo y Nuevo Testamento; dos obras de Flavio Josefo; Etimologías de Isidoro de Sevilla; el libro de texto estándar para la enseñanza de la medicina en la Edad Media, conocido como Ars medicinae (El arte de la medicina); Chronica Boëmorum (Crónica de los bohemios) del siglo XII, de Cosmas de Praga; y un calendario. De especial interés son las secciones que dan testimonio del origen bohemio del manuscrito y su agitada historia. A fines del siglo XVI, la obra se incorporó a las colecciones del gobernante Habsburgo, Rodolfo II. Durante el asedio sueco en Praga, a finales de la Guerra de los Treinta Años (1648), el manuscrito fue tomado como botín de guerra y trasladado a Estocolmo. 


Según la leyenda del Codex, el escribano era un monje que “violó” su código monástico y fue condenado a ser emparedado sin ninguna posibilidad de escaparse. Sólo había una forma de que el monje pudiese evitar su muerte atroz, y era comprometiéndose a crear un libro hermoso y fascinante para glorificar al monasterio para siempre, un libro que tenia que incluir todo el conocimiento humano. Se le dio sólo veinticuatro horas para completar la tarea y si el monje era capaz de conseguir finalizar el manuscrito, sería liberado.
El monje empezó a dar vida a una biblia escrita en pieles de animales, con tintas de colores e ilustraciones, completamente “iluminado” al puro estilo de esa época. La historia cuenta que alrededor de la medianoche, el monje se dio cuenta de que no podría realizar esta tarea solo, por lo que vendió su alma al diablo a cambio de ayuda. El diablo terminó el manuscrito y el monje añadió la imagen del diablo en agradecimiento por su ayuda. Es debido a este ejemplo único de que el Codex Gigas es también conocido como “la Biblia del Diablo”.
Al finalizar su obra, el manuscrito tenía un tamaño de 92 x 50,5 x 22 cm, con un total de 320 páginas, aunque con el paso del tiempo muchas de las páginas han sido arrancadas, debido a que muy probablemente contenían pasajes auténticamente diabólicos y secretos. El monje dedicó la página 290 al diablo.

Las recientes investigaciones

Durante la investigación del texto del misterioso manuscrito, los investigadores observaron que el libro utiliza sólo un tipo de tinta, hecha de insectos aplastados. El estilo y la fuente de la caligrafía son curiosamente consistentes, lo que lleva a los investigadores a creer que el manuscrito es obra de un solo escriba. Pero a partir de este punto comienzan las contradicciones, se cree que la forma de escribir muestra lo que parece una persona autodidacta, debido a la falta de sofisticación, pero el equipo consideró que el escribano debía haber sido dotado de muchísimos conocimientos y una increíble comprensión del diablo. Otra controversia es con el tiempo que se tardó en escribirse, algunos expertos estiman que “la Biblia del Diablo” habría tardado en completarse de 25 a 30 años, pero la tinta parce mostrar que se competó en 24 a 72 horas.

Representación del Diablo en el Codex

El dibujo plasmado en la pagina 577 como arriba se puede ver, fue representado mitad bestia mitad humano, con garras, pezuñas hendidas, y una lengua en forma de serpiente roja enorme. El dibujo muestra a Satanás tapiado en una celda solo y no con sus súbditos en el infierno. Algunos expertos creen que la imagen del Diablo se refiere al propio monje y de su elección de vivir en una celda de aislamiento lejos de los demás, pero otros consideran que esa es una interpretación errónea, siendo esa imagen un homenaje al propio Diablo.

Amigos del OSCURO SABER esta gran obra.

¿A sido fruto de un solo hombre? 

Todo apunta a que si según las investigaciones que se han podido realizar en varias ocasiones, pero y si realmente no fuera un hombre, si no que mas bien fue el propio diablo a través de la mano del monje que lo escribió.

Amigos lectores  ¿Que pensáis vosotros sobre esta misteriosa Biblia y la historia que la rodea?


UN SALUDO DEL OSCURO SABER.